Lección 1 de 0
En Progreso

Romanos 6

Avanzamos ahora a la tercera sección de Romanos: «Santificación» (caps. 6–8). Estos tres capítulos pertenecen el uno al otro, y no se deben estudiar independientemente, de modo que será sabio que lea los tres capítulos con cuidado. Note que el capítulo 6 se refiere a que el creyente está muerto al pecado; el capítulo 7 explica que el creyente está muerto a la ley; y el 8 analiza que el creyente está vivo en la victoria que el Espíritu da. Estos tres capítulos son una explicación de la pequeña frasecita en 5.17 «reinarán en vida». El capítulo 6 nos dice cómo el pecado ya no reina sobre nosotros (6.12); el capítulo 7 explica cómo la ley ya no reina más sobre nosotros (7.1); y el capítulo 8 explica cómo la morada del Espíritu nos da vida y libertad (8.2–4).

El creyente enfrenta dos problemas:

  1. ¿cómo puedo obtener la victoria sobre la vieja naturaleza (la carne, el cuerpo de pecado)?
  2. ¿cómo puedo vivir de manera que agrade a Dios?

El capítulo 6 responde la primera pregunta: obtenemos la victoria sobre la vieja naturaleza al darnos cuenta de que hemos sido crucificados con Cristo. Pero la segunda pregunta es más compleja; porque, ¿cómo puedo agradar a Dios cuando todo lo que haga, incluso las «buenas cosas», están manchadas por la vieja naturaleza? El pecado no es simplemente una acción externa; también involucra actitudes y disposiciones internas. El capítulo 7 contesta a este problema (junto con el capítulo 8) al mostrar que el cristiano está muerto a la ley y que el Espíritu cumple la justicia de la ley en nosotros (8.4).

El secreto de la victoria sobre la carne se halla en nuestra obediencia a estas tres instrucciones: saber, considerar y presentar.

0 0 votos
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Por favor déjanos tu comentariox
×