Lección 1 de 3
En Progreso

Introducción

PRETEMPORADA

El comienzo de un nuevo año es una oportunidad excelente para hacer una evaluación de todo lo que pasó, que incluya los logros que alcanzamos, para festejar y agradecer a Dios. Y también los desaciertos y equivocaciones, para evitar y procurar ahora hacerlo mejor.

Pero también el inicio de un nuevo año es un momento ideal para sentarnos a planificar qué vamos a hacer en los próximos meses, definir cómo lo haremos, en qué tiempos, con quiénes y con cuáles recursos, en qué lugares, etc… En otras palabras, luego de una adecuada y responsable evaluación del pasado, necesitamos hacer una buena planificación del futuro que esperamos, para seguir avanzando en el propósito de Dios, siendo más efectivos y produciendo más y mejores frutos que lleven gloria y honra a nuestro Señor Jesucristo.

Este proceso de evaluación y planificación lo deberíamos hacer todos a nivel personal y familiar. Y además, si tenemos la responsabilidad de liderar a otras personas, debemos hacerlo con nuestro equipo de ministerio. Ya sea que se trate de un Grupo de Vida, una Red de Discipulado, un Ministerio, o la Iglesia en general; todos necesitamos tomarnos el tiempo para orar y buscar la guía del Espíritu Santo, para luego evaluar lo que hicimos y planificar lo que seguiremos haciendo juntos.

7 PRÁCTICAS EFECTIVAS DEL LIDERAZGO

En este contexto, nos pareció ideal al Equipo Pastoral, invitar a todos los líderes de Renacer a leer el siguiente material basado y adaptado del libro “7 Prácticas Efectivas del Liderazgo”, para que luego puedan conversar en sus respectivos equipos ministeriales, y utilizar los principios aquí enseñados para aplicar en el proceso de planificación para este nuevo año.

Estas siete prácticas nos ayudarán a:

  • Simplificar nuestros ministerios.
  • Mantener a nuestros líderes y colaboradores alineados, avanzando en la misma dirección.
  • Crear ambientes enfocados y utilizar enseñanzas relevantes, para guiar a las personas desde donde están hacia donde deberían estar.
  • Definir y evaluar el éxito de nuestros ministerios y programas.
  • Multiplicarnos en nuevos líderes y más grupos de servicio.

Cada uno de los próximos capítulos está dividido en tres partes:

  1. Una Historia: ficticia, pero con la cual nos podemos identificar.
  2. Una Práctica de Liderazgo: para considerar con tu equipo de liderazgo, y utilizarla en la planificación e implementación para este año.
  3. Una Aplicación: para bajar a tierra estos conceptos, y ponerlos en práctica en el contexto del grupo al cual estamos liderando.


UNA ACLARACIÓN

Las Prácticas presentadas y desarrollados en este material jamás podrán sustituir la bendición de Dios ni Su poder. Pero sí nos ayudarán a descubrir y poner en práctica los planes que Dios tiene para nuestras vidas e Iglesia, manteniéndonos enfocados con nuestras oraciones y acciones para hacerlos realidad, con la ayuda del Espíritu Santo y la guía de la Palabra de Dios. Nada reemplazará a la búsqueda e intimidad con nuestro Señor. Pero luego de haber estado en Su presencia, estor principios serán muy útiles para avanzar juntos y coordinados en la puesta en práctica.

Así que, desde ya te agradecemos por invertir tu tiempo en la lectura de este material, que esperamos sea de bendición para tu vida y ministerio, y en consecuencia para toda la Iglesia.

¡Dios bendiga y recompense tu esfuerzo!

Equipo Pastoral

Iglesia Renacer

0 0 votos
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Por favor déjanos tu comentariox
×