Lección 2 de 2
En Progreso

2. Lección Grupos de Vida

INTRODUCCIÓN

La oración que hizo nuestro Señor Jesucristo en la noche del amanecer del viernes en Su hora de prueba nos enseña varias cosas:

  1. FUE UNA ORACIÓN A SOLAS
  2. FUE UNA ORACIÓN HUMILDE
  3. JESÚS ORABA COMO HIJO
  4. FUE UNA ORACIÓN DE ACEPTACIÓN

Comparando la oración de Jesús con la nuestra…

PREGUNTAS PARA COMPARTIR

  1. ¿Qué otro aspecto de la oración de Jesús podrías identificar?
  2. ¿Qué enseñanzas de la oración de Jesús podrías aplicar/has aplicado en tu vida?
  3. Lee Mateo 26.39… ¿Qué significado tiene para tu vida la expresión, “no se haga mi voluntad, sino la tuya” que mencionó Jesús?
  4. Testimonio en una frase. ¿Qué experiencia de una oración contestada puedes mencionar ahora?
  5. Según Mateo 26.39 Jesús oraba como un Hijo. ¿Qué ventajas podemos tener orando de esta forma?
  6. ¿Qué harás a partir de esta semana para crecer en la Oración? ¿Cómo te podemos ayudar como grupo?

AVANZANDO

Jesús nos demuestra la importancia de mantener una vida en oración. La oración no es un evento o algo que debamos hacer solo en algunos momentos. Una vida de oración es un estilo de vida donde podemos llevar a la práctica nuestro diálogo con Dios. Jesús no oró tan solo unos minutos, sino que algunas veces oró noches enteras, incluso animó a sus discípulos a mantenerse despiertos en oración. Mt 26.40. La oración no es un beneficio para Dios, si no un beneficio para nosotros. Por medio de la oración podemos expresar gratitud y alabanza a Dios. La oración que nos enseña Jesús es el modelo perfecto para hablar con el Padre Celestial. ¡Amén!

CAMBIANDO TU MENTE

“Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes” Santiago 4:6 

ORACIÓN

Señor queremos crecer en oración. Ayúdanos a mantener un espíritu de humildad y gratitud en adoración hacia ti, que nos mantengamos firmes en la oración y dispuestos a hacerla en todo tiempo. Ayúdanos a permanecer conectados contigo por medio de un diálogo sincero, sabemos que tu escuchas nuestros ruegos y recibes la oración de tus hijos. ¡Amén!

¿Más Recursos? Lee el BLOG.

0 0 votos
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Por favor déjanos tu comentariox
×