Lección 2 de 2
En Progreso

Notas del Mensaje

Introducción

En este día quiero invitarte a reflexionar sobre:

  • ¿Cómo podemos aprender de Jesús, mientras caminamos con Él?
  • Hoy vamos a conocer más a Jesús como nuestro Maestro, y nuestro Pastor.

David escribió muchos salmos, inspirado por el Espíritu Santo de Dios.

  • Pero hay 3 que son muy especiales, porque presentan a Jesucristo como el Pastor.
    • El Salmo 22 revela a Cristo como el Buen Pastor que da su vida por sus ovejas.
    • El Salmo 23 como el Gran Pastor que cuida a las ovejas.
    • El Salmo 24 como el Príncipe de los pastores que vendrá por sus ovejas.
  • En otras palabras…
    • Cristo murió por nosotros (pasado)
    • Cristo vive por nosotros (presente)
    • Cristo vendrá por nosotros (futuro)

Hoy quiero enfocarme en el que posiblemente sea el Salmo más conocido. El salmo 23.

  • El título de este Mensaje es: La Bondad de Dios

El Señor es mi Pastor

El Señor es mi pastor; tengo todo lo que necesito. (Salmo 23:1 NTV)
  • El Señor es mi Pastor.
    • ¿Realmente Jesús es tu pastor?
    • ¿En verdad has decidido seguir el resto de tu vida a Jesús?
  • Esta pregunta es muy importante.
    • Si tu respuesta es “no”, o “todavía no” = hoy voy a darte la oportunidad de que hagas de Jesús tu Pastor.
  • Pero si la respuesta es “sí” = hay una promesa para vos.
    • La versión Reina Valera dice: Nada me faltará
    • Pero me gustó más esta versión NTV porque dice: “tengo todo lo que necesito.”
    • En estos tiempos en que vivimos: crisis, inflación, violencia, inseguridad… nos faltan muchas cosas (cada vez más)
    • Pregunta: ¿Realmente las necesitamos?
  • Si realmente Jesús es tu Pastor, hay al menos 5 cosas que Él se va a encargar de que nunca te falten:

Descanso

En campos de verdes pastos me hace descansar. (Salmo 23:2a NTV)
  • ¿Cuántos están cansados?
    • Además del cansancio físico, podemos tener también cansancio mental, emocional y espiritual.
  • Si estás cansado, Jesús hoy te quiere hacer descansar.
28 Jesús dijo: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso. 29 Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma. 30 Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana». Mateo 11:28–30 (NTV)
  • Jesús sabe que al transitar los caminos de la vida nos cansamos.
    • El descanso que Jesús hoy nos ofrece es que caminemos con Él (yugo).
    • Cuando caminamos con Jesús, cuando le permitimos que Él sea nuestro Pastor, y nos enseñe por dónde caminar = tendremos DESCANSO.
Me conduce junto a arroyos tranquilos. (Salmo 23:2b NTV)
  • Jesús quiere conducir tu vida.
    • El Pastor siempre va delante de las ovejas, nunca por detrás.
    • Las ovejas reconocen su voz, y le siguen.
    • Cuando pases por una situación difícil, o nueva, y no sepas qué hacer = Jesús ya pasó por allí.
  • Pregúntate: ¿Qué haría Jesús en esta situación?
  • Los “delicados pastos” y las “aguas tranquilas” solamente las encontramos cuando caminamos en obediencia, siguiendo a Jesús como nuestro Pastor.
    • ¿Estás escuchando la voz de Jesús?
    • Él te quiere llevar a lugares de descanso y refrigerio en Su presencia. ¡Amén!

Renovación y Guía

Él renueva mis fuerzas. (Salmo 23:3a)
  • Nuestras fuerzas se renuevan cuando caminamos con Jesús.
Entonces se dijeron el uno al otro: «¿No ardía nuestro corazón cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?». Lucas 24:32 (NTV)
  • Cuando caminamos con Jesús nuestro corazón arde de pasión.
    • Él renueva nuestras fuerzas para seguir adelante.
Me guía por caminos rectos, por amor de su nombre. (Salmo 23:3b)
  • Jesús te ama tanto, que quiere guiarte por caminos rectos.
    • ¿Hay caminos torcidos?
    • Sí, generalmente son los que caminamos cuando no estamos siguiendo a Jesús.
    • Nos perdemos, nos lastimamos, lastimamos a otras personas, y nos cansamos.
    • Pero cuando venimos nuevamente a Jesús, y le permitimos que sea nuestro Buen Pastor, Él renueva nuestras fuerzas y nos guía por caminos rectos.

Protección

Aun cuando yo pase por el valle de sombra de muerte(Salmo 23:4a)
  • Sí, hay momentos en la vida en que tendremos que pasar por valles de sombra de muerte.
    • Pero no dice que son “valles de muerte”, sino de sombra de muerte”.
    • Cuando estamos en un lugar oscuro, las sombras asustan, porque parecen cosas terribles y nos da miedo. Pero son sólo sombras.
  • Y si hoy estás en un valle de sombra de muerte, tengo una buena noticia = ¡esto va a pasar!
    • No dice cuando “esté” en un valle de sombra de muerte.
    • Sino cuando “pase”.
    • Si estás siguiendo a Jesús = este valle lo vas a pasar.
    • ¿Sabes por qué? = ¡Porque Jesús está con vos!
No temeré, porque tú estás a mi lado. (Salmo 23:4)
  • No tengas miedo. Quizás hoy todo se vea oscuro.  
  • Pero Jesús está con vos = Él te va a proteger.
  • Él va a renovar tus fuerzas, y te va a guiar para que salgas del valle de oscuridad y llegues a los campos de verdes pastos y arroyos tranquilos.  
Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan. (Salmo 23:4)
  • Las ovejas nunca tienen que preocuparse cuando siguen al pastor, porque Él las protege.
    • Vara: palo recto que el pastor usa para defender a sus ovejas.
    • Cayado: báculo más largo, con una punta curva, que el pastor usa para conducir a las ovejas, y rescatarlas cuando se quedan atrapadas en un arbusto, o en un lugar peligroso de la montaña.
  • Si caminas con Jesús = Él te va a proteger.
    • Con Su vara de defenderá del mal.
    • Con Su cayado te ayudará a volver al camino.

Provisión

Me preparas un banquete en presencia de mis enemigos. (Salmo 23:5a)
  • Jesús como nuestro Buen Pastor provee todo lo que realmente necesitamos.
    • Incluso prepara un banquete en presencia de nuestros enemigos.
    • Enemigos: personas y situaciones que te causaban dolor y sufrimiento mientras cruzabas por el valle de sombra de muerte.  
    • Cuando estés del otro lado, el Señor te servirá un banquete en presenciad de ellos.
Unges mi cabeza con aceite. Llenas mi copa hasta rebosar. (Salmo 23:5b)
  • Al final del día el pastor conduce al rebaño de regreso al redil y se pone a la puerta para examinar a cada oveja mientras entra.
    • Si ve a alguna lesionada o fatigada, derrama sobre ella aceite refrescante para calmarla y sanarla, y le da a beber agua fría.
    • Hoy Jesús quiere ungir tu cabeza con aceite, para sanar tus heridas.
    • También quiere darte a beber del agua fresca de su Espíritu Santo hasta rebosar.  

Bondad y Amor

Ciertamente tu bondad y tu amor inagotable me seguirán todos los días de mi vida. (Salmo 23:5a)

  • Si estás caminando con Jesús, Su bondad y amor te seguirán todos los días de tu vida.
    • No dice que vas a ir detrás de la bondad y amor de Dios.
    • Sino que si seguís a Jesús = Su bondad y amor te seguirán a vos.  
    • La gente se va a dar cuenta de que estás siguiendo a Jesús, porque verán Su bondad y amor inagotable en vos, todos los días de tu vida.
  • ¿Qué es la Bondad de Dios?
    • Dios no es sólo Alguien que hace cosas buenas por nosotros.
    • Así como Dios es amor. También Él es Bueno. Está en su esencia.
    • En Dios no hay maldad. Todo lo que Él hace es porque nos ama, y para nuestro bien.
  • La bondad de Dios es un guardarrail para no desviarnos del camino.
    • Podemos evitar las tentaciones de la vida por temor al castigo de Dios: “Si hago tal cosa, Dios me va a castigar.” = (vara)
    • Pero también podemos evitar las tentaciones recordando la bondad de Dios: “¿Cómo haría tal cosa, y pecaría contra Dios?… Si Dios ha sido tan bueno conmigo.” = (cayado)
  • Una de las trampas del Enemigo es convencernos de que nuestro Padre no es bueno, que no nos ama, y que no nos cuida.
    • Cuando reconocemos que Dios es bueno, no necesitamos de otra persona, de lo que el mundo nos ofrece (y mucho menos de Satanás) para suplir nuestras necesidades.
    • Pero cuando dudamos de la bondad de Dios, seremos fácilmente atraídos a la tentación, a buscar atajos en el camino, que tarde o temprano nos llevarán a la ruina.

Cuatro aspectos de la Bondad de Dios:

Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, del Padre de las luces, en quien no hay cambio ni sombra de variación. Santiago 1:17 (RVC)
  1. Sólo Dios da buenas dádivas.
  2. La manera y el momento en que Dios da también son buenos.
  3. Dios da constantemente.
  4. Dios no cambia.
Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento. Santiago 1:17 (NTV)
  • Cuando te encuentres en dificultades o tentaciones, nunca dudes del amor y la bondad de Dios. Porque Él nunca cambia, y siempre permanece fiel.
    • La próxima vez que seas tentado a creer que Dios se olvidó de vos, que ya no te ama.
    • Que no está dispuesto a proveer lo que realmente necesitas
    • O a protegerte mientras cruzas el valle de sombra de muerte…
  • Meditá en la Bondad de Dios.
    • Sólo Él puede darte descanso.
    • Sólo Él puede renovar tus fuerzas y guiarte por el buen camino.
    • Sólo Él puede protegerte en los momentos difíciles.
    • Y proveerte lo que realmente necesitas.
Yo confío en que veré la bondad del Señor mientras estoy aquí, en la tierra de los vivientes. Salmo 27:13 (NTV)
  • Vas a ver la bondad y el amor inagotable de Dios.
Y en la casa del Señor viviré para siempre. (Salmo 23:5b)
  • Nuestra comunión con Jesús no es momentánea, sino para siempre.
    • En la escena final de este salmo, vemos que si seguimos a Jesús como nuestro Pastor en esta vida = viviremos con Él en la casa del Padre por toda la eternidad.
    • Cuando nos vayamos de este mundo, no será el fin, sino recién el comienzo de nuestra eternidad con nuestro Señor.

Conclusión

Si Jesús es tu Pastor, vas a tener todo lo que realmente necesitas:

  1. Descanso
  2. Renovación y Guía
  3. Protección
  4. Provisión
  5. Bondad y Amor
1 El Señor es mi pastor; tengo todo lo que necesito. 2 En campos de verdes pastos me hace descansar; me conduce junto a arroyos tranquilos. 3 Él renueva mis fuerzas. Me guía por caminos rectos, por amor de su nombre. 4 Aun cuando yo pase por el valle de sombra de muerte, no temeré, porque tú estás a mi lado. Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan. 5 Me preparas un banquete en presencia de mis enemigos. Unges mi cabeza con aceite. Llenas mi copa hasta rebosar. 6 Ciertamente tu bondad y tu amor inagotable me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor viviré para siempre. Salmo 23 (NTV)
5 2 votos
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Por favor déjanos tu comentariox
×