Lección 2 de 2
En Progreso

Notas del Mensaje

El domingo pasado terminando la serie: Mi Familia, declaramos el PROPÓSITO ETERNO DE DIOS

¡Dios quiso tener una gran familia eterna, de muchos hijos e hijas, semejantes a Su Hijo Jesucristo, y que Él, Jesús, sea Señor de todo!

  • Este es el ¿QUÉ? de Dios.
  • ¿QUIÉNES? Todos. Todas las edades. Sin importar nuestra condición: Física, civil, patrimonial, o educativa. Todos somos bienvenidos e incluidos en el amor de Jesús.

Todo el capítulo 17 del evangelio de Juan es una oración de nuestro Señor Jesús. No ora por él. No pide socorro o asistencia del Padre, si no que ora por nosotros.

“Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí, por la palabra de ellos.” Juan 17:20
“La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.” Juan 17:22
“Para que todos sean uno; como Tú, oh Padre, en mí, y yo en Ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que Tú me enviaste.” Juan 17:21
  • El ¿CÓMO? de Dios: Es la estrategia. ¿Cómo se va a llevar a cabo?

La respuesta está en el título de este mensaje. CALIDAD, UNIDAD Y CANTIDAD

CALIDAD

La gloria que me diste, yo les he dado”

La gloria de Jesucristo fue ser como Dios. Jesús tenía las características genéticas de Su Padre, es decir era igual a Dios.

  • El que me ha visto a mí, ha visto al que me envío.
  • Él era la cara visible del Dios invisible.
  • Emanuel, Dios con nosotros.
  • La gloria nuestra es ser como Él: Carácter, humildad, integridad, palabras y acciones.
  • A esta gloria le llamamos calidad.
  • Calidad nos habla de lo mejor, de producto no adulterado, que cumple con lo que dice ser.
  • Que nos den trabajo – que contraten nuestro servicio – que nos recomienden.
  • Que recomienden a la Iglesia Renacer: Ahí se congrega gente de calidad.
  • Mediocridad es lo opuesto, antónimo a calidad.

“Los cristianos tienen un muy buen Cristo. Pero Cristo tiene, muy malos cristianos” Mahatma Gandi

El apóstol Pablo decía: No me avergüenzo del evangelio, pero no sea que el evangelio se avergüence de nosotros.

  • La meta, no es el cielo, es ser como Jesús aquí.
  • Cristianos como Cristo, más parecidos a Jesús. 
  • Encarnar el evangelio de nuestro Señor Jesucristo.
  • No te desanimes: Todos estamos en proceso.

UNIDAD

La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Para que todos sean uno; como Tú, oh Padre, en mí, y yo en Ti, que también ellos sean uno en nosotros.” Juan 17:22-23

La unidad es indispensable y necesaria.

La unidad es el fruto de la calidad, así como la división es evidencia de inmadurez y carnalidad.” Jorge Himitian

El poder de la unidad negativa:

“He aquí el pueblo es uno, y todos estos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. 7Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.” Génesis 11: 6-7

El principio era correcto, el propósito era equivocado, he hicieron descender a Dios.

El poder de la unidad positiva:

“Otra vez les digo, que si dos de ustedes se ponen de acuerdo en la tierra, acerca de cualquier cosa que pidan, les será hecho, por mi Padre que está en los cielos.” Mateo 18:19
  • “Una unidad activa y no pasiva”
  • “Mejor olvidar las cosas que nos separan y recordar las que nos unen.”

La sangre de Cristo, el perdón, la causa, el servicio, la vida eterna.

“Unidos por principios y no por particularidades.”

“Entender que la Iglesia se reúne en muchos templos, salones, edificios, con muchos pastores auxiliares y encargados, pero es una sola Iglesia, con un solo Pastor Jesucristo, nuestro Señor y Salvador.”

Y recordar siempre:

  • Que fue Jesucristo la cura de la herida y llaga de Babel.
  • Que los santos el cielo, seremos como muchas olas, pero en un solo mar.
  • Que Cristo quiso, que tú y yo seamos uno.

“Vos podés hacer lo que yo no puedo hacer, yo puedo hacer lo que vos, no podés hacer, pero juntos podemos hacer mucho más y mucho mejor.”

CANTIDAD

“La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Para que todos sean uno; como Tú, oh Padre, en mí, y yo en Ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que Tú me enviaste.” Juan 17:20-22

Calidad y unidad, tiene que producir cantidad.

“En esto es glorificado mi Padre, en que lleven mucho fruto, y sean así mis discípulos.” Juan 15:8
  • Pero, en ese orden. Aquí el orden de los factores, ¡SI! altera el producto.
  • Nosotros somos pocos, pero buenos. ¡NO!
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16

Vayan y prediquen el evangelio a todo el mundo, a todas las naciones.

Pedir hijos como Ana. Ella tenía: Amargura de alma, lloraba abundantemente, hizo voto, dame un hijo que te pueda ofrecer.

Pidamos hijos, pidamos discípulos. Los traigamos a la Iglesia, los llevemos a las células,  a los encuentros, invirtamos para lo eterno. ¡Dios paga nuestra inversión!

Prediquemos un evangelio: Positivo, esperanzador, próspero.

No creemos en el evangelio de la prosperidad, pero sí en la prosperidad del evangelio.

CONCLUSIÓN

3 Acciones prácticas:

  1. ¿Qué haría Jesús en mi lugar? Calidad
  2. Que al pasar por algún templo que predica a Jesucristo, lo bendigamos. Unidad.
  3. Que podamos hablarle cada día a alguien de Jesús. Cantidad.
“Los que sembraron con lágrimas con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla, mas volverá a venir con regocijo trayendo sus gavillas” Salmo 126:5
“Porque adondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré yo. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios, será mi Dios.” Rut 1:16
 “El fruto del justo es árbol de vida y el que gana almas es sabio.” Proverbios 11:30

¿Por qué amamos a Jesús?

  • Porque Él nos amó primero.
  • Porque Él se dio a sí mismo por nosotros.
  • Nosotros tenemos vida por Su muerte.
  • Tenemos paz por Su sangre.
  • Aunque era rico se hizo pobre por nosotros.
  • Bendito amor de Jesús, que nos sostiene con cadenas más suaves que el terciopelo, y al mismo tiempo más fuertes que el acero.
5 2 votos
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Por favor déjanos tu comentariox
×