Blog

Saber pedir

"No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias." Filipenses 4:6

A la hora de pedir algo debemos hacerlo desde la gratitud y no desde la queja o el descontento, este principio aplica con Dios y también para con los hombres.

Si bien hay que aplicarlo en toda situación, todavía surte un efecto mayor en una situación desfavorable o de desventaja.

La gente espera lo contrario, que te quejes y pidas de forma ingrata las cosas, por eso, con gratitud, la descolocarás y tenderás un puente de oro para tu solicitud.

Hace que la persona se sienta protagonista de lo que le estás pidiendo y merecedor de tu gratitud y reconocimiento.

Apelá a su buena voluntad y comprometelo jerarquizándolo en la obtención de eso que estás solicitando.

Mostrale tu gratitud incondicional más allá del resultado, aun siendo este negativo, esto hará que vuelva a intentarlo.

Recordá que para confrontar siempre hay tiempo y además, por lo general, es un camino sin retorno, pensalo bien antes de emprenderlo.

A la hora de pedir un aumento de sueldo en el trabajo, hacelo desde la gratitud, mostrándote agradecido por el trabajo que tenés y expresando tu deseo de crecer en el mismo.

Yo bendigo tu vida para que la gratitud sea parte de tu forma de expresarte y comportarte para con Dios y para con los demás, y que así puedas obtener una buena respuesta a tus peticiones.


Tomado de “Principios para el Éxito” – Pr. Daniel González

Compartir

Otras Publicaciones

Envíanos un Mensaje

Acerca del Autor

Últimos Artículos

No hay más Artículos

Déjanos tu Comentario

2 1 voto
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antigua
Más reciente Más votados
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de nuestro

Blog

1
0
Por favor déjanos tu comentariox