Blog

El Gran Mensaje de Navidad: María, escogida por Dios

Un ángel visita a María y le anuncia que quedaría en embarazo, ¿Cómo contarle a su futuro esposo esta noticia? para María tampoco fue fácil tener que comunicarle a José.

Algunos dicen que María era muy joven, posiblemente tendría un poco menos de 18 años, estudios afirman que María era tan solo una adolescente cuando fue madre por primera vez, algo que tal vez para la época era más común que lo es en la actualidad.

Pero las cosas no fueron fáciles para ella, más cuando tendría que afrontar la “explicación” de la noticia a José, su prometido en ese momento. ¿Cómo explicarle que un ángel se le había aparecido para decirle que sería la madre de un gran hombre, al que llamarían Hijo del Altísimo y que Dios el Señor le daría el trono de su padre David? (Lucas 1:32 NVI).

El llamado de María

María, era una jovencita de Nazaret pueblo de Galilea (Lucas 1:26 NVI) era descendiente de Aarón, según conocemos de sus parientes que también lo eran (Lucas 1:5 NVI) por lo tanto, vendría de una familia sacerdotal.

María ya se encontraba comprometida para casarse con José cuando un ángel de Dios la visita. “has recibido el favor de Dios” (Lucas 1:28 NVI) “no tengas miedo” (v.30). Obviamente, no se te aparecen ángeles en tu casa todos los días como para no tener algo de temor.

Sin embargo el ángel de Dios le anuncia todo lo que iba a acontecer y el rol de madre que tomaría a partir de ese momento.

Tiempo de embarazo

Para María estar embarazada sin estar casada supone un peligroso dilema aunque el niño que lleva sea el Hijo de Dios. Pues, que una joven estuviera embarazada antes del matrimonio era un verdadero escándalo, la virginidad era un valor familiar no solo para la mujer, sino que era honra para toda su familia.

Durante los primeros tres meses del embarazo, María estuvo con sus familiares en la región montañosa de Judea (v.39) para después regresar y cumplir con el compromiso con José. Igualmente desde el punto de vista de José, quiero pensar que para María fue difícil afrontar dicha situación, no era para menos, ya se encontraba con un embarazo de más de tres meses y ni siquiera estaba casada.

Miremos tres cosas importantes que nos enseñan el llamamiento de María

1. María no rechazó los planes de Dios por temor

Mencioné hace un momento que tal vez María tuvo temor por la aparición del ángel, es muy posible, creo que sería algo común tratándose de una aparición sobrenatural, sin embargo creo que a su poca edad, dadas las circunstancias en la que se encontraba y la presión social, María también tuvo temor de la comunidad. Es como si recibiera dos noticias: una buena y otra mala.

Por un lado, vas a ser la afortunada madre del Hijo de Dios, el Salvador del mundo, ¡que sorprendente privilegio!. Pero por otro lado, tendría que afrontar esa realidad no solo con su prometido José, sino con una sociedad hambrienta de rechazo y señalamiento, dispuestos a apedrear a cualquiera con el más mínimo error. ¿Te suena la sociedad de ese tiempo con la actualidad? a lo bueno llaman malo y a lo malo bueno, generalmente los primeros en criticar serían sus familiares, luego sus vecinos y amigos, es muy similar a la conversión de hoy, el primer creyente va a su casa alegre de haber conocido a Cristo como su salvador pero en muchas ocasiones encuentra un absoluto rechazo familiar.

“María nos enseña que son mejores los planes de Dios por encima del que dirán de la sociedad”

2. Mantuvo un carácter de fe a pesar de las adversidades

Cuando María le informa a José que está en embarazo, José no lo toma bien, creo que sería muy religioso pensar que solo se rieron, una luz los cubrió y José amablemente quería romper su compromiso, ¡claro que no! sería una noticia muy aterradora para cualquier hombre, tanto así que el ángel de Dios también tuvo que intervenir.

José también temía por la vida de María y por su embarazo, el conocía bien las consecuencias de exponerla públicamente ante su familia y la sociedad, tanto así que pasó días pensando como hacer para romper su compromiso y salvar de un castigo severo a María (Mateo 1:20 NTV), mientras ella sucumbía ante el rechazo de su prometido.

Recordemos esto: María venía de recibir una palabra de confirmación por parte de su pariente Elisabet que sin saber sobre su embarazo pero llena del Espíritu Santo le dice: “Bendita tú entre todas las mujeres, y bendito el hijo que darás a luz” (Lucas 1:42 NVI). María llena de gozo empieza a cantar y alabar a Dios.

 Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador, porque se ha dignado fijarse en su humilde sierva. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho grandes cosas por mí. ¡Santo es su nombre! (Lucas 1:46-49 NVI)

María es muestra de una mujer de fe. Ella ya había decidido seguir adelante antes de que el mismo José supiera sobre su embarazo, “desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones”—dijo María.

3. María fue fundamental en el acompañamiento y crianza de Jesús así como de sus otros hijos

Jesús tenía que ser humano y para ello fue escogida María, pero también tenía que ser divino, por eso fue engendrada por el Espíritu Santo.

Dios se dispuso a restaurar una relación con nosotros y es entonces cuando nace Jesús, el primogénito hijo de la familia (Lucas 2:7 NVI).

Jesús no fue el único hijo de la familia, la Bíblia al menos nos menciona cuatro hermanos más y posiblemente unas dos o tres hermanas (Mateo 13:55-56). El fue criado en una familia numerosa siendo el hijo mayor. María tuvo un rol muy importante en la crianza de Jesús, ella estaba de acuerdo al cumplir con todas las ordenanzas de consagración y todos los años participaban de la fiesta de la Pascua en Jerusalén (Lucas 2:41 NVI).

En muchas ocasiones podemos leer que habían personas que hablaban maravillas sobre Jesús, (Lucas 2:27-32 NVI) (Lucas 2:36-38 NVI), y ella se asombraba de todo lo que escuchaba y recordaba lo que el ángel le había anunciado. La fe de María también fue muy importante en los primeros años de Jesús, ella como madre, también supo alentar y permitir que la palabra de Dios guiara a su familia, María no impidió el aprendizaje de Jesús, al contrario lo acompañó en su crecimiento en las escrituras (Lucas 2:40 NVI).

María también se preocupaba por la seguridad de Jesús, ella recordaba que habían tenido que huir hacia Egipto cuando este era tan solo un bebé porque Herodes quería matarlo y aunque Jesús gozaba de su confianza (Lucas 2:44 NVI), ella cuidaba a Jesús no solo porque era su hijo sino porque también sabía que tendría un propósito divino en Dios. (Lucas 2:51 NVI).

“María es el ejemplo de una madre que

desea que sus hijos tengan

un propósito en Dios “

Reflexión

María es la mujer más importante en la historia de la Bíblia al tratarse de la persona que escogió Dios para traer a nuestro Salvador Jesucristo, es muestra de una mujer de fe y devoción a Dios, aunque no se menciona mucho, los pocos pasajes que encontramos nos relatan que no fue fácil tampoco para ella dadas las condiciones de la sociedad en ese tiempo, rechazo, persecución, peligro de muerte de su hijo, y ver a Jesús siendo terriblemente torturado. A diferencia de la aparición del ángel a su pariente Zacarías, ella no cuestionó sino que creyó, (frase de TGC) María nos enseña que las promesas de Dios sobre los hijos son verdad y que se cumplirán a su debido tiempo. No podemos dimensionar el amor de una madre que ha llevado en el vientre a su hijo, no quiere decir que le rindamos devoción, pero si nos deja una enseñanza sobre una mujer dispuesta a luchar, cuidar, orar, y ayudar a dirigir a su familia sin importar las circunstancias, por el camino de Dios.

Algunas recomendaciones si eres el primer lector

  • Te invito a experimentar un diálogo con Dios, hablale como un hijo(a), no desistas tu oración e incluye “que sea tu voluntad” dentro de tus palabras. Él estará feliz de escucharte. 
  • Empieza a leer ¡la Bíblia! Es una oportunidad para conocer y escuchar la voz de Dios. Puedes empezar por los evangelios que están en el Nuevo Testamento (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) 
  • Busca un lugar donde aprender más de Dios, busca una iglesia donde asistir. Si no tienes un lugar, te invitamos a Chubut 605, B/Providencia, Córdoba-Arg. O bien, si lees desde otra ciudad o país te invitamos a ver en vivo nuestras reuniones. ¡Tenemos muchos recursos para ti, ingresa a nuestra Comunidad!  

— Si no tienes Bíblia, puedes leerla en línea. Te recomendamos la Youversion.

— Síguenos en nuestro canal de YouTube.

— Participa de nuestra Comunidad Digital.

Compartir

Otras Publicaciones

Envíanos un Mensaje

Acerca del Autor

Últimos Artículos

No hay más Artículos

Déjanos tu Comentario

0 0 votos
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
2 Comentarios
Más antigua
Más reciente Más votados
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de nuestro

Blog

2
0
Por favor déjanos tu comentariox