Blog

Día 3: Comparte una invitación

Una forma muy popular en la que las personas comparten su fe con los demás es compartiendo invitaciones. A veces no sabemos qué decirle a la gente acerca de nuestra fe, por lo que invitarlos a nuestra iglesia para escuchar las buenas nuevas de Jesús es a menudo un gran comienzo. De hecho, la mayoría de la gente asistirá a la iglesia en Navidad o Pascua debido a las tradiciones. Siempre debes estar atento a cómo puedes presentarle a alguien a Jesús a través de una invitación.

Hay una historia notable que se encuentra en Juan 4 donde vemos este acto de invitar a la gente desplegado. Jesús y sus discípulos acababan de pasar un tiempo en Judea bautizando gente. En Su camino de regreso a Galilea, Él se detuvo en un pozo cercano para descansar y tomar agua. Una mujer samaritana vino a sacar agua y fue entonces cuando Jesús le pidió de beber. Era poco común que un judío se asociara con un samaritano, por lo que la mujer estaba claramente sorprendida de que Él le pidiera ayuda a ella. 

Comenzaron una conversación en la que Jesús se refería a una cosa y ella pensaba que era otra cosa. Eventualmente ella le pidió a Jesús que le diera esta “agua viva” pero Su respuesta fue inesperada: “Ve a buscar a tu marido” (Juan 4:16 NTV). Cuando ella le dijo que no tenía marido, Jesús procedió a contar su pasado con los hombres, que incluía a cinco maridos anteriores y un novio actual. 

Después de más discusión, Jesús le dice a esta mujer en Juan 4:26 que Él es el Mesías. Dejó su frasco, corrió de regreso a la ciudad y comenzó a contarle a la gente sobre este hombre que sabía todo sobre ella. La gente la siguió de regreso a donde estaba él. ¡Y aquí es donde la invitación de ella hace un trabajo milagroso!

Muchos samaritanos de la aldea creyeron en Jesús porque la mujer había dicho: “¡Me contó todo lo que hice!” (Juan 4:39 NTV).

¿Puedes imaginarte la escena? ¡Lo que comenzó como la historia de un hombre que le pedía agua a una mujer terminó convirtiéndose en un evento evangelístico! Debido a que esta mujer invitó a la gente a conocer a Jesús, muchas vidas cambiaron. No tenía que saber todas las cosas correctas que decir o hacer, simplemente tenía que decir: “¡Ven y mira!” Y las personas lo hicieron.

Todos podemos encontrar algo para invitar a alguien a donde pueda escuchar acerca del Jesús en el que creemos y por el que vivimos. Puedes invitarlos a la iglesia, a un concierto o conferencia cristiana. O también podrías invitarlos a un Estudio Bíblico o elegir un libro cristiano para estudiar con ellos. Puedes presentarles la Biblia App de YouVersion y luego comenzar juntos un Plan Bíblico. 

Hay muchas formas de invitar a alguien a escuchar la verdad y la gracia de Jesucristo. Piensa en las formas que podrías comenzar a implementar esto en tu estrategia para compartir tu fe. 

Lectura Bíblica

Cuando el Señor supo que los fariseos habían oído decir: «Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan» (aunque en realidad Jesús no bautizaba, sino sus discípulos), salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea. Le era necesario pasar por Samaria, así que fue a una ciudad llamada Sicar, la cual está junto a la heredad que Jacob le dio a su hijo José. Allí estaba el pozo de Jacob, y como Jesús estaba cansado del camino, se sentó allí, junto al pozo. Eran casi las doce del día. Una mujer de Samaria vino a sacar agua, y Jesús le dijo: «Dame de beber.» Y es que sus discípulos habían ido a la ciudad para comprar de comer. La samaritana le dijo: «¿Y cómo es que tú, que eres judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?» Y es que los judíos y los samaritanos no se tratan entre sí. Jesús le respondió: «Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: “Dame de beber”; tú le pedirías a él, y él te daría agua viva.» La mujer le dijo: «Señor, no tienes con qué sacar agua, y el pozo es hondo. Así que, ¿de dónde tienes el agua viva? ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados?» Jesús le respondió: «Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás. Más bien, el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que fluya para vida eterna.» La mujer le dijo: «Señor, dame de esa agua, para que yo no tenga sed ni venga aquí a sacarla.» Jesús le dijo: «Ve a llamar a tu marido, y luego vuelve acá.» La mujer le dijo: «No tengo marido.» Jesús le dijo: «Haces bien en decir que no tienes marido, porque ya has tenido cinco maridos, y el que ahora tienes no es tu marido. Esto que has dicho es verdad.» La mujer le dijo: «Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros padres adoraron en este monte, y ustedes dicen que el lugar donde se debe adorar es Jerusalén.» Jesús le dijo: «Créeme, mujer, que viene la hora cuando ni en este monte ni en Jerusalén adorarán ustedes al Padre. Ustedes adoran lo que no saben; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos. Pero viene la hora, y ya llegó, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre busca que lo adoren tales adoradores. Dios es Espíritu; y es necesario que los que lo adoran, lo adoren en espíritu y en verdad.» Le dijo la mujer: «Yo sé que el Mesías, llamado el Cristo, ha de venir; y que cuando él venga nos explicará todas las cosas.» Jesús le dijo: «Yo soy, el que habla contigo.» En esto vinieron sus discípulos, y se asombraron de que hablaba con una mujer; sin embargo, ninguno le dijo: «¿Qué pretendes? ¿O de qué hablas con ella?» La mujer dejó entonces su cántaro y fue a la ciudad, y les dijo a los hombres: «Vengan a ver a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será este el Cristo?» Entonces ellos salieron de la ciudad, y fueron a donde estaba Jesús. San Juan 4:1-30 RVC

Muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que en su testimonio decía: «Él me dijo todo lo que he hecho.» San Juan 4:39 RVC

Compartir

Otras Publicaciones

Envíanos un Mensaje

Acerca del Autor

Últimos Artículos

No hay más Artículos

Déjanos tu Comentario

5 1 voto
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antigua
Más reciente Más votados
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de nuestro

Blog

1
0
Por favor déjanos tu comentariox