La baliza y el termostato

balizas
“Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él”. 2 Crónicas 16.9a

Hay dos factores fundamentales para vivir abundantemente, como Dios quiere que vivamos, y a estos los identifiqué como: una baliza y un termostato.

La baliza: es una señal que sirve para destacar algo.

Con un corazón perfecto para con Dios sucede lo mismo, es como una baliza sobre tu vida para que puedas recibir el favor del Señor.

Un corazón perfecto no significa que no tiene pecado sino que es sincero, fiel y que busca obedecer a Dios en todo cuanto depende de él.

Los ojos del Señor están buscando creyentes fieles para actuar con poder a favor de ellos, no dejes de desarrollar un corazón sincero para con Él.

El termostato: es un instrumento que sirve para determinar el nivel de la temperatura.

Tus expectativas son el termostato de tu vida, y tus logros y tu realización serán proporcionales al nivel en el que este esté colocado.

Así como una caldera que puede levantar 100° C de temperatura, si el termostato está colocado a 50° C, al llegar ahí cortará, lo mismo sucede con tus expectativas y tu potencial.

  • Trabajo: personas que tienen colocado el termostato en tener trabajo, por eso no les falta el trabajo, pero tampoco progresan en él.
  • Negocio: personas que tienen colocado el termostato en cubrir los gastos, por eso el negocio no da pérdida, pero tampoco genera ganancias.
  • Matrimonio: personas que tienen colocado el termostato en estar juntos, por eso no se separan, pero no son felices.
  • Vida espiritual: personas que tienen colocado el termostato en congregarse, por eso se congregan, pero no sirven ni desarrollan su ministerio.

Es increíble la cantidad de personas que hay que siendo tan capaces estén tan poco desarrolladas, y siendo tan bendecidas estén tan poco realizadas, porque el termostato de sus expectativas está bajo.

Cuando vos creés verdaderamente que el favor de Dios está disponible para obrar en tu vida, colocás el termostato de tus expectativas en el nivel mayor, y te desarrollás en consecuencia.

Yo bendigo tu vida para que en este tiempo puedas levantar el termostato de tu fe y de tu entrega a Dios, para de esta forma recibir todas las bendiciones que Él tiene preparadas para vos.


Tomado de “Principios para el Éxito” – Pr. Daniel González

Compartí este artículo

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

Acerca del Autor:

Artículos Recomendados

Déjanos tu Comentario

0 0 votos
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de

Renacer Magazine

0
Por favor déjanos tu comentariox