Día 3: El Poder de la Fe

El temor es una gran mentira_Mesa de trabajo 1

El temor comienza con un pensamiento, y el pensamiento se desactiva con otro pensamiento de FE. Cierra tus ojos y piensa todos los posibles escenarios que traen dudas acerca de tus problemas económicos, tu salud, la seguridad, y repite en tu interior estas palabras: «En tus manos estoy Señor».

Es por eso que nuestra mente tiene que estar llena de palabras de fe, pensamientos de Dios que nos dicen: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece».

Cuando un pensamiento de temor llegue a tu mente y quiera instalarse allí para generar temor, tienes que levantar otro pensamiento de fe que declare el poder, la victoria, la eficacia, el perdón, el amor, el cuidado y la misericordia de Dios sobre tu vida.

Dios es mucho más grande que nuestros temores. Él es mucho más fuerte que todas nuestras inseguridades. Cuanto más le amamos, más cerca estamos de Él. Cuanto más le hablemos en oración, menor será nuestro miedo.

Nuestro espíritu y mente se liberarán y nuestro cuerpo funcionará mejor a través de la fe. ¡Que tus declaraciones sean de vida! «Señor, mi vida está en tus manos», «Mi vida será para servirte», «No temo mal alguno, porque Dios está conmigo».

Lectura Bíblica

Además de todo esto, protéjanse con el escudo de la fe, para que puedan apagar todas las flechas incendiarias del maligno. Efesios 6:16 RVC
¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece! Filipenses 4:13 RVC

Compartí este artículo

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

Acerca del Autor:

Artículos Recomendados

Déjanos tu Comentario

5 1 voto
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
4 Comentarios
Más antigua
Más reciente Más votados
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de

Renacer Magazine

4
0
Por favor déjanos tu comentariox