Día 2: Dios puede cambiarlo todo. (Jocabed)

Dios en mi maternidad_Mesa de trabajo 1

Devocionales

Lo que sus ojos llorosos alcanzaban ver era el río Nilo y la canasta que había creado para proteger lo más sagrado que tenía, su hijo. La muerte tocó la puerta de la familia de Jocabed amenazando al pequeño que solo tenía algunos meses. Era inevitable temer perder a su hijo, cuando su corazón maternal le gritaba que había un plan extraordinario para el pequeño que cargaba entre sus brazos. El río parecía estar quieto, como si estuviera en espera de un milagro de vida. Era solo un pequeño niño indefenso, ¿quién diría? En este crucial momento solo se podía guardar la esperanza y fueron sus brazos temblorosos los que colocaron al pequeño en el río, confiando que Dios cambiaría su destino fatal en uno lleno de vida.

Jocabed nos enseña con su acción valiente, al enviar a su hijo por el río, que en medio de su situación lo mejor que pudo hacer era confiar plenamente en Dios. En ocasiones pudiéramos atravesar momentos complejos y pensar que tendremos un final fatal. Hoy aprendemos con el ejemplo de esta valiente madre que Dios puede cambiarlo todo. Que Dios tiene un plan mayor para nuestros hijos. Uno lleno de vida y propósito, cumpliendo en ellos un plan mayor al nuestro. 

No fue sorpresa para su hermana Miriam encontrar a su pequeño hermano en los brazos de una mujer que le protegía la vida con ternura, porque ella creía al igual que su madre, que un plan mayor se cumpliría. Miriam con ojos llorosos y con voz entrecortada le dijo a la mujer que sorprendida sostenía al niño: “conozco a una mujer hebrea que tiene leche en sus pechos y pudiera cuidar a esta criatura”. La hija del faraón sin dudar le dijo: “Anda ve y busca a esa valiente mujer”. Miriam sin esperar fue a su casa con alegría dejando saber a su madre el milagro que su hermano vivía. Ambas salieron a toda prisa a encontrarse con el niño Moisés que ya no tenía una destino de muerte, sino uno de esperanza, propósito y vida.

Reflexionemos: La valentía de Jocabed no fue tan sencilla como parece, tuvo que actuar confiando que el plan de Dios era mayor. Hoy Dios te invita a que le creas. A pesar de cualquier situación con tus hijos, su plan siempre, será mejor que el nuestro. Créelo. 

Lectura Bíblica

"Un hombre de la familia de Leví fue y tomó por esposa a una descendiente de Leví, que concibió y dio a luz un hijo. Al verlo tan hermoso, lo mantuvo escondido tres meses" Éxodo 2:1-2 RVC
"Solo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza.” —Palabra del Señor." Jeremías 29:11 RVC
"El Señor ha dicho: «Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, ni son sus caminos mis caminos. Así como los cielos son más altos que la tierra, también mis caminos y mis pensamientos son más altos que los caminos y pensamientos de ustedes." Isaías 55:8-9 RVC

Compartí este artículo

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

Acerca del Autor:

Artículos Recomendados

Déjanos tu Comentario

0 0 votos
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de

Renacer Magazine

0
Por favor déjanos tu comentariox