Día 1: El amor de Dios

Loco amor_Mesa de trabajo 1

Devocionales

En medio de situaciones difíciles, complicadas o incoherentes para nosotros, Dios está presente con su maravilloso amor. Dios no nos abandona cuando las cosas no están bien. Como seres humanos tenemos la tendencia a pensar que Dios se olvidó de nosotros cuando estamos pasando dificultades. Porque, humanamente consideramos que Dios está presente solamente cuando todo está bien.

¿Acaso el amor de Dios está ausente cuando estamos en problemas? De ninguna manera. Dios está con sus hijos permanentemente. ¡Nos concedió ser llamados hijos de Dios! ¡Somos sus hijos! Todo el que en él cree es llamado hijo de Dios. Dios como Padre no es como los padres humanos. Dios sí ama a sus hijos, habita en nosotros, siempre cerca. Nos ha dado todo lo que necesitamos para vivir en este mundo con todas sus situaciones adversas, sean enfermedades, crisis económicas, muerte de un ser querido o cualquier otra situación que se encuentre en la vida.

No nos deja enfrentar todo en nuestra impotencia, sino que nos dio su amor, su paz, su gozo que sobrepasa todo entendimiento para que lo enfrentemos y salgamos victoriosos. Dios no nos abandona, su amor nos sostiene. Dios está siempre presente en medio de las diferentes situaciones que vivimos, su amor nos acompaña. Dios consuela a cada hijo, su amor es real. 

El amor de Dios está en cada hijo, porque él nos habita. No está por un tiempo con nosotros, decidió vivir en nosotros, nos hizo piedras vivas de su templo para estar continuamente en nosotros. 

Su amor es tan real que dio a su propio Hijo, Jesucristo, para reconciliarnos con él. Esta era la verdadera situación que debía ser resuelta, y él lo hizo porque nos ama. El amor de Dios se manifestó de manera poderosa al reconciliarnos con él, aunque no habíamos siquiera pensado en ello.

Pero no solo nos reconcilió, sino que fue más allá y nos dio propósito de vida, nos hizo participantes de su propósito eterno. Nos entregó el gran privilegio de expresar a su Hijo Jesucristo en nuestras vidas. Su amor no está condicionado a nuestra respuesta. Su amor está presente a pesar de nuestra respuesta. Su amor se manifiesta en todo momento, nos amó desde antes de la fundación del mundo. Su amor es maravilloso, misericordioso y eterno.

Reflexionemos

¿Puedes entender que Dios te ama a pesar de cualquier cosa o situación adversa? ¡Disfruta de su amor maravilloso, misericordioso y eterno en medio de esa situación que vives hoy! 

Lectura Bíblica

"Les escribimos estas cosas, para que el gozo de ustedes sea completo." 1 Juan 1:4 RVC
"Miren cuánto nos ama el Padre, que nos ha concedido ser llamados hijos de Dios. Y lo somos. El mundo no nos conoce, porque no lo conoció a él." 1 Juan 3:1 RVC
"»Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna." San Juan 3:16 RVC

Compartí este artículo

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

Acerca del Autor:

Artículos Recomendados

Déjanos tu Comentario

5 1 voto
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antigua
Más reciente Más votados
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de

Renacer Magazine

1
0
Por favor déjanos tu comentariox