Día 1: ¿Con quién andas?

Como identificar_Mesa de trabajo 1

El que anda con sabios, sabio será; mas el que se junta con necios será quebrantado.

Pat Morley, fundador del ministerio de hombres altamente efectivo «Hombres en el espejo», contó una conversación que tuvo sobre la amistad:

«Una vez me jacté, con toda sinceridad, de tener cientos de amigos. Después de una pausa, él dijo, “No, tú no tienes cientos de amigos. Seguramente has conocido cientos de personas, pero no hay posibilidad que conozca más de un puñado de gente. Tienes suerte si cuentas con tres amigos reales”. Al principio, yo estaba ofendido que él pensara que conociera tanto sobre mi situación. Pero mientras reflexionaba en lo que él dijo, me di cuenta de que en realidad tengo miles de contactos, pero en ese momento menos de tres eran amigos genuinos. He trabajado en esa área de mi vida y hoy creo que tengo cinco amigos reales, incluyendo mi esposa».

Morley está en lo correcto. La amistad es muy escaza y un precioso regalo. Tener una amistad puede ser duro y frustrante, por eso necesitas invertir tiempo y energía. La amistad es así de buena, puede ser una fuente de placer, fortaleza y confort increíble. La amistad es un regalo sin precio de parte de Dios.

Pero la amistad incluye mucho más que lo que he mencionado. Con el paso del tiempo vamos a ser, en gran medida, como nuestros amigos. Esto no puede suceder con nuestros conocidos, pero sí con nuestros amigos, tendemos a ser como ellos después de los años. Tendemos a adoptar sus valores, sus actitudes, sus convicciones y sus intereses. Para bien o para mal, vamos a ser como nuestros amigos. 

El que anda con sabios, sabio será; mas el que se junta con necios será quebrantado.

Si la amistad da forma a la vida, cuán vital es que escojamos sabiamente a nuestros amigos. Cuán vital es que nuestros hijos elijan sabiamente a sus amigos.

¿Qué buscas en un amigo? ¿Qué te impresiona? ¿Acaso es el dinero? ¿Una personalidad carismática? ¿Un gran sentido del humor? ¿Dones inusuales? Estas no son cosas malas, pero no son las razones adecuadas para buscar un amigo.

Más bien, la Biblia dice que busquemos amigos sabios. Busquemos amigos con sabiduría divina, amigos quienes entiendan que realmente la vida importa. Busca amigos que conozcan a Dios y caminen con Dios. Por que Dios te dice que un día, serás como los amigos que tú escojas.  

Lectura Bíblica

Quien se junta con sabios, sabio se vuelve; quien se junta con necios, acaba mal. Proverbios 13:20 RVC

Compartí este artículo

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

Acerca del Autor:

Artículos Recomendados

Déjanos tu Comentario

5 1 voto
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
5 Comentarios
Más antigua
Más reciente Más votados
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de

Renacer Magazine

5
0
Por favor déjanos tu comentariox