Blog

5 cosas que debemos reconocer como hijos de Dios

¡Vivimos en tiempos difíciles! La sociedad se encuentra influenciada por distintos factores que afectan nuestra vida de varias formas. No basta solo con comentarlo entre nosotros, debemos actuar, salir, reflejar, instruir y ser esa sal y luz a la que estamos realmente llamados a ser. Lee este Blog completo...

1. El poder en Cristo

ph:pexels

El poder en Cristo es una fuerza transformadora que permite a los creyentes superar las fuerzas del mal y manifestar el Reino de Dios en todas partes. Este poder se manifiesta de manera más plena cuando los creyentes están llenos del Espíritu Santo.

Efesios 6:10-11, que dice: “Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor. Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo.” Este versículo muestra cómo los creyentes podemos utilizar el poder en Cristo para resistir las fuerzas del mal.

Además, en Hechos 1:8, Jesús promete a sus discípulos: “Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.” Este versículo muestra cómo el poder del Espíritu Santo nos capacita para ser testigos efectivos del Reino de Dios. Por lo tanto, el poder en Cristo no es solo una fuerza defensiva contra el mal, sino también una fuerza proactiva que nos permite llevar la luz del Reino de Dios a un mundo oscuro.

2. Participar activamente en la sociedad

ph:pexels

La participación activa en la sociedad es un llamado fundamental. Es esencial que los creyentes no solo vivamos nuestra fe en privado, sino que también la manifestemos en la vida pública.

En Hechos 5:20 se destaca: “Vayan, y poniéndose de pie en el templo, hablen al pueblo todas las palabras de esta Vida”. Este versículo muestra el mandato que tenemos de comunicar a las personas sobre la nueva vida en Cristo.

Además, Mateo 5:14-16 dice: “Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una lámpara y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” Debemos enfatizar la importancia de que los cristianos seamos una luz en el mundo, lo que implica participar activamente en la sociedad y hacer buenas obras que glorifiquen a Dios. Dado esto, se nos llama a participar activamente en la sociedad y a comunicar a las personas sobre la nueva vida en Cristo.

3. Actuar en favor de Jesús

ph:pexels

El actuar en favor de Jesús es un llamado central de nuestra fe. Estamos llamados a vivir de una manera que refleje el amor, la gracia y la verdad de Jesús en todas nuestras acciones.

Juan 13:34-35: “Un mandamiento nuevo les doy: ‘Ámense los unos a los otros.’ Como yo los he amado, así también deben amarse ustedes los unos a los otros. En esto conocerán todos que son mis discípulos, si se tienen amor los unos a los otros.” Este versículo muestra que actuar en favor de Jesús implica amar a los demás como Él nos ha amado.

En Mateo 5:16, Jesús dice: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” Nuestras acciones deben reflejar la luz de Cristo y llevar a otros a glorificar a Dios. Por eso, actuar en favor de Jesús no es solo una cuestión de palabras, sino una cuestión de acciones que reflejan su amor y gracia.

4. Usar el lugar donde estoy como campo misionero

ph:pexels

El lugar donde nos encontramos, ya sea un espacio público o privado, se convierte en nuestro “campo misionero”. Como creyentes, estamos llamados a trabajar junto con Cristo para proclamar su mensaje de salvación en estos lugares.

En Marcos 16:15, Jesús dice: “Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura”. Este versículo muestra que cada lugar es un campo misionero potencial y que estamos llamados a compartir el evangelio dondequiera que vayamos.

También en Mateo 28:19-20, Jesús instruye a sus discípulos: “Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado. Y yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”. Este versículo no solo reafirma la idea de que cada lugar es un campo misionero, sino que también nos asegura que Jesús está con nosotros en esta misión.

5. Actuar junto con la iglesia en una transformación para la sociedad

ph:pexels

La iglesia tiene un papel crucial en la transformación de la sociedad. A través de nuestra acción conjunta, podemos influir en todas las esferas de la sociedad para transformar la realidad de nuestra nación.

Gálatas 6:9: “No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos”.

También en Mateo 5:13-14, Jesús dice: “Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor? Ya no sirve para nada, sino para ser tirada y pisoteada por los hombres. Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder”.

Los creyentes debemos recordar que Cristo es todo en nuestra vida y que pronto volverá manifestando Su Gloria, como se menciona en Tito 2:13: “mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo”.

Por eso, debemos actuar junto con la iglesia en una transformación para la sociedad y persistir en ser sal y luz en el mundo, además de mantener nuestra esperanza en Cristo Jesús.

Algunas recomendaciones si eres el primer lector

  • Te invito a experimentar un diálogo con Dios, hablale como un hijo(a), no desistas tu oración e incluye “que sea tu voluntad” dentro de tus palabras. Él estará feliz de escucharte. 
  • Empieza a leer ¡la Bíblia! Es una oportunidad para conocer y escuchar la voz de Dios. Puedes empezar por los evangelios que están en el Nuevo Testamento (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) 
  • Busca un lugar donde aprender más de Dios, busca una iglesia donde asistir. Si no tienes un lugar, te invitamos a Chubut 605, B/Providencia, Córdoba-Arg. O bien, si lees desde otra ciudad o país te invitamos a ver en vivo nuestras reuniones. ¡Tenemos muchos recursos para ti, ingresa a nuestra Comunidad!  

— Si no tienes Bíblia, puedes leerla en línea. Te recomendamos la Youversion.

— Síguenos en nuestro canal de YouTube.

— Participa de nuestra Comunidad Digital.

— Comparte a través de tus Redes Sociales.

Compartir

Otras Publicaciones

Envíanos un Mensaje

Acerca del Autor

Últimos Artículos

No hay más Artículos

Déjanos tu Comentario

5 1 voto
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de nuestro

Blog

0
Por favor déjanos tu comentariox